948 04 67 20 hola@abcsofas.es

 

¿Quién no conoce hoy en día el sofá clásico chéster? Bien en piel, o en sus versiones en tela, es un icono inconfundible de la tapicería de calidad que nunca pasará de moda.

Conde de Chesterfield

Conde de Chesterfield

Nos vamos hasta el S XIX cuando se emplearon para ambientar los exclusivos y elitistas de clubes sociales londinenses para hombres exclusivamente. COn el paso del tiempo se convirtió en el sofá clásico inglés por excelencia.

Según cuenta la leyenda, su origen es gracias al IV Conde de Chesterfield: Philip Dormer Stanhope un hombre de letras y mecenas de Voltaire.

Según parece, este conde encargó la realización de un sillón a un ebanista local indicándole expresamente que fuera “duro y robusto”, con los brazos y respaldo a una misma altura para obligar a sentarse con la espalda recta. Los sillones habituales no permitían a su personal de servicio mantener la postura erguida y correcta, lo que deslucía la vestimenta o uniforme de su mayordomo y por ello encargó una butaca especial que respondiese a sus estrictos cánones de estilo.

 

Todos sabemos la gran importancia que tenían las apariencias en la Inglaterra Victoriana, y pronto toda la alta clase social británica quiso tener un modelo de este sofá en sus hogares, como símbolo de elegancia y distinción.

Puro diseño tradicional ingles en un icono vintage de irrefutable éxito mundial, tan conocido como su precio, porque no son baratos, pero gracias a las diferentes versiones existentes, la verdad que el chéster hace de una estancia realmente única ¿no creéis?